Blogia
Sebastián es ¡Andalú!

BAJO EL AGUA

BAJO EL AGUA Con este calor que hace me ducho dos o tres veces al día. Me gusta más el baño que la ducha, aunque reconozco que la ducha es divertida sobre todo si el agua no sale demasiado caliente. Si no, es un infierno. Así que me paso el día desnudo y debajo del agua. Y sacando cosas de las estanterías. Libros y CD sobre todo. También he descubierto un ventilador.

Esta tarde he logrado, arrastrándome como una serpiente por el desierto, llegar hasta el borde el ventilador, un artefacto que sirve para fabricar viento. Pero cuando he acercado mi mano al cacharro, para saber cómo es eso que gira tan rápìdo, he oído un NO que me ha helado la sangre. Se me ha congelado el corazón. He sudado frío. Me he llevado un susto terrible, la verdad. Es raro, porque en esta casa no me dicen que NO a casi nada de lo que trato de coger. Puedo tirar todos los CD al suelo, puedo revolver todos los libros, puedo lanzar el mando de la televisión a quince metros de distancia y nadie me dice NO. Lo recogen y ríen. Pero con el ventilador.... ¡vaya grito me han dado! A lo mejor es que es peligroso que me de el viento muy cerca de la cara. ¿Qué será si no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres