Blogia
Sebastián es ¡Andalú!

EL ASOMBRO

EL ASOMBRO Estoy asombrado. Dicen que los niños tenemos una infinita capacidad de asombro, pero ¿cómo va a ser de otra forma?

Me asombro de la cantidad de palabras que hay para decir las cosas. Oigo hablar a estos dos y me sorprendo porque siempre aparecen palabras nuevas. Incluso para llamarme a mí, lo que es realmente asombroso teniendo en cuenta que nadie me llama por mi nombre. Y si nadie lo utiliza, ¿para qué poner un nombre? No me pueden llamar Gordo, porque a lo mejor, cuando crezca, ya no lo soy. Y porque eso no es un nombre de persona. Pero me siguen llamando así, Gordo. Eso de Sebastián, bueno sólo lo usan cuando quieren que haga algo Sí o Sí como por ejemplo, no estirar ni morder el pezón cuando me está dando teta. Y no muerdo, ¿cómo voy a morder si no tengo dientes?

Pero sí, esto es asombroso. Y muy divertido. Aunque algunas veces me aburra o finja que me aburra. Sobre todo cuando veo que estos dos no están cerca y sospecho que están haciendo algo muy divertido sin contar conmigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

tia isa -

la capacidad de asombro....
esa conexion con el misterio de la vida...
la puerta a el encuentro con la belleza de vivir...
tal vez el asombro sea el pase a la experiencia de la felicidad
los amo mucho
i
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres