Blogia
Sebastián es ¡Andalú!

LA ANGUSTIA DE LOS SEIS MESES

LA ANGUSTIA DE LOS SEIS MESES Dicen que los niños que tienen seis meses tienen una cosa que se llama Angustia y que, básicamente, consiste en que tengo conciencia de mí mismo, me doy cuenta de que no estoy dentro de la panza de mi madre, que soy una persona. Y dicen que eso genera Angustia. Que por eso estoy más sensible, que por eso estoy más llorón.

El que ha escrito eso es un bobo.

Con seis meses empiezan a salir los dientes. Y eso, aunque parezca insólito, duele. Y duele un montón.
Con seis meses me han dado tres pinchazos para prevenir siete enfermedades. Y eso, aunque parezca raro, duele. Y no son vacunas suaves, son vacunas dolorosas y muy pesadas.
Con seis meses me lo paso mejor que con cinco meses y mucho mejor que con cuatro. Sobre todo porque puedo distinguir muchos colores, escuchar muchos sonidos y ver mucho más que antes. Ahora ya sé que es un árbol y un vaso y un cepillo de dientes.
Con seis meses ha venido a verme mi madrina (esa mujer a la que estoy besando) y me ha llenado la casa de juguetes. Me ha traído dos piscinas de plástico enormes. Tanto, que hay una que estos dos que son mis padres no se han atrevido a inflar.

¿Angustia? Creo que mi única angustia es saber cuando me toca comer y cuando volvemos a salir a la calle a pasear.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres