Blogia
Sebastián es ¡Andalú!

SAN SEBASTIAN

SAN SEBASTIAN Ayer, 20 de enero, fue el día de mi santo, un tal San Sebastián. Mi padre me ha contado la historia del santo, un tipo simpático y muy agradable, aunque las únicas fotos que quedan de él son las de un hombre atado a un árbol y atravesado por decenas de flechas. Dicen que es por eso que es un Santo. Yo sé que no quiero ser Santo, no me gusta nada la idea de que me atraviesen con flechas el cuerpo cuando sea mayor.

Así que hoy todos los que nos llamamos Sebastián (o Donosti, como dice mi tío Kepa), nos felicitamos los unos a los otros y esperamos que todo el mundo nos felicite. Es extraño este mundo en el que te felicitan sólo porque tienes un nombre. Imagino que es por esto y no por otra cosa que estos dos no me pusieron de nombre 'Gordo', porque no hay ningún San Gordo ni San Gordopilo ni ningún santo que se corresponda con alguno de los nombres con los que me normalmente me llaman.

Y el día de mi santo, ¿qué he hecho? Lo más raro de todo... dormir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres